SAN PÍO DE PIETRELCINA

Pío de pietrelcina

PENSAMIENTOS DEL PADRE PÍO DE PIETRELCINA

Reza, espera y no te preocupes. La preocupación es inútil. Dios es misericordioso y escuchará tu oración…  

La oración es la mejor arma que tenemos; es la llave al corazón de Dios. Debes hablarle a Jesús, no solo con tus labios sino con tu corazón. En realidad, en algunas ocasiones debes hablarle solo con el corazón…

El demonio es como un perro rabioso atado a la cadena; no puede herir a nadie más allá de lo que le permite la cadena. Mantente, pues, lejos. Si te acercas demasiado, te atrapará.

Aunque no logres hacer una meditación perfecta, no desistas por ello. Si las distracciones se multiplican no te desanimes. Ejercítate en la paciencia, te enriqueces lo mismo.

El que medita dirige su pensamiento hacia Dios, espejo de su alma. Trata de conocer sus defectos. Hace lo posible por corregirlos. Frena sus impulsos. Ordena su conciencia

En los libros se busca a Dios. En la meditación se le encuentra

Los ángeles solo nos tienen envidia por una sola cosa; ellos no pueden sufrir por Dios. Sólo el sufrimiento nos permite decir con toda seguridad: Mira, Dios mío, cuánto te amo!!!!.

El tiempo transcurrido en glorificar a Dios y en cuidar la salud del alma, no será nunca tiempo perdido.

No hay tiempo mejor empleado que el que se invierte en santificar el alma del prójimo

La humildad es verdad, y la verdad es humildad.

Dulce es la mano de la Iglesia cuando golpea, porque es la mano de una madre.

Haré más desde el cielo de lo que puedo hacer aquí en la Tierra

Sólo quiero ser un fraile que reza.

Siento cada vez más la imperiosa necesidad de entregarme con más confianza a la misericordia divina y de poner sólo en Dios toda mi esperanza.

Dulce es el yugo de Jesús, liviano su peso, por lo tanto no demos lugar al enemigo para insinuarse y robarnos la paz.

No amar es como herir a Jesús en la pupila de su ojo ¿ hay algo más delicado que la pupila???

Mi pasado, Señor, lo confío a tu misericordia, mi presente a tu amor, mi futuro a tu providencia”

Ora y espera; no te inquietes. La inquietud no conduce a nada. Dios es misericordioso y escuchará tu oración

Cada santa misa escuchada con atención y devoción produce en nuestra alma efectos maravillosos, abundantes gracias espirituales.

La Misa es Cristo en al Cruz, con María y Juan a los pies de la misma y los ángeles en adoración. Lloremos de amor y adoración en esta contemplación.

Nada puede temer el alma que confía en su Señor.

Mientras más nos hacemos pequeñitos por la virtud de la confianza, tanto más se abren el corazón y los brazos de Dios

Mantén tu espíritu tranquilo y confíate por completo a Jesús.

Anuncios

Acerca de Misericordia

Una mujer que a lo largo de casi 18 años ya, ha ido obteniendo poco a poco tesoros que quiere compartir

Publicado el marzo 26, 2010 en Pensamientos, Reflexiones, Religión, santos y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: