Archivo de la categoría: Citas bíblicas

SOBERBIA

SOBERBIA

SEÑALES DE FALTA DE HUMILDAD POR SAN JOSÉ MARÍA ESCRIVÁ DE BALAGUER

La humildad es una virtud que todos debemos desarrollar para ponernos en mayor conformidad con Cristo. Aprended de Mí que soy MANSO Y HUMILDE de corazón.

En el enlace se detallan algunas de las señales que nos revelan nuestra FALTA DE HUMILDAD.

 

Anuncios

#NovenaMundial Día 2

Día 2

#NovenaMundial Día 2

Te recordamos que la página  FOROS DE LA VIRGEN NOVENA MUNDIALencontrarás un listado de Novenas como sugerencia si tu devoción así te lo inspira.

Comencemos…

NOVENA AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

La presente Novena la recitaba diariamente el Padre Pío, por todos aquellos que solicitaban sus oraciones. Se invita a los fieles a recitarla también diariamente confiando en la intercesión de San Pío de Pietrelcina. Las tres oraciones se recitan el mismo día.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

(Primera oración)

¡Oh Jesús mío!, que dijiste:  “en verdad os digo: pedid y recibiréis, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá”. He aquí que, confiando en tu Palabra Divina, llamo, busco y te pido la gracia de librar del mal a nuestro mundo, nuestra patria, nuestra comunidad, nuestra familia y a nosotros mismos.

Padre Nuestro, Avemaría y Gloria

Sagrado Corazón de Jesús, en Ti confío.

(Segunda oración)

¡Oh Jesús mío!, que dijiste: “en verdad os digo: todo lo que pidiéreis a Mi Padre en Mi Nombre, Él os lo concederá”. He aquí que, confiando en tu Palabra Divina, pido al eterno Padre en tu Nombre la gracia de ver libre del mal a nuestro mundo, nuestra patria, nuestra comunidad, nuestra familia y a nosotros mismos.

Padre Nuestro, Avemaría y Gloria

Sagrado Corazón de Jesús, en Ti confío.

(Tercera oración)

¡Oh Jesús mío!, que dijiste “en verdad os digo: los cielos y la tierra pasarán, más Mis palabras no pasarán”. He aquí que, confiando en la infalibilidad de tu Palabra Divina, te pido la gracia de ver libre del mal al mundo, a nuestra patria, a nuestra comunidad, a nuestra familia y a nosotros mismos.

Padre Nuestro, Avemaría y Gloria

Sagrado Corazón de Jesús, en Ti confío.

Oh Sagrado Corazón de Jesús, infinitamente compasivo con los desgraciados, ten piedad de nosotros, pobres pecadores, y concédenos las gracias que te pedimos por medio del Inmaculado Corazón de María, nuestra tierna Madre. Amén.

#NovenaMundial Día 1

Día 1.jpg

#NovenaMundial Día 1

 

Comenzamos la última de las 3 Novenas Mundiales convocadas para CONTRARRESTAR EL MAL EN MUNDO, suplicando a Dios derrame sus gracias y bendiciones en nuestro mundo, nuestro país, nuestra comunidad, nuestra familia y en nosotros mismos.

Tal vez ha sido complicado por nuestros deberes y horarios, pero estemos seguros que Dios ve nuestros esfuerzos y nuestra confianza en Su Poder y Misericordia para generar los cambios que necesitamos. Corramos hacia Nuestra Madre  “La Inmaculada” para sentir renovadas nuestras fuerzas y veamos cierta nuestra esperanza de un mundo mejor en sus promesas de acompañarnos, guiarnos, auxiliarnos, proveernos cuál excelsa Madre.

En ésta ocasión hemos elegido LA NOVENA AL SAGRADO CORAZÓN a la que el Padre Pío tenía especial devoción, ya que nos recuerda las promesas de Dios plasmadas en Su Palabra, alentándonos a tener confianza en Él… además de ser corta y práctica de rezar.

Te recordamos que la página  FOROS DE LA VIRGEN NOVENA MUNDIAL encontrarás un listado de Novenas como sugerencia si tu devoción así te lo inspira.

Comencemos…

NOVENA AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

La presente Novena la recitaba diariamente el Padre Pío, por todos aquellos que solicitaban sus oraciones. Se invita a los fieles a recitarla también diariamente confiando en la intercesión de San Pío de Pietrelcina.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

I.-¡Oh Jesús mío!, que dijiste:  “en verdad os digo: pedid y recibiréis, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá”. He aquí que, confiando en tu Palabra Divina, llamo, busco y te pido la gracia de librar del mal a nuestro mundo, nuestra patria, nuestra comunidad, nuestra familia y a nosotros mismos.

Padre Nuestro, Avemaría y Gloria

Sagrado Corazón de Jesús, en Ti confío.

II.-¡Oh Jesús mío!, que dijiste: “en verdad os digo: todo lo que pidiéreis a Mi Padre en Mi Nombre, Él os lo concederá”. He aquí que, confiando en tu Palabra Divina, pido al eterno Padre en tu Nombre la gracia de ver libre del mal a nuestro mundo, nuestra patria, nuestra comunidad, nuestra familia y a nosotros mismos.

Padre Nuestro, Avemaría y Gloria

Sagrado Corazón de Jesús, en Ti confío.

 III.-¡Oh Jesús mío!, que dijiste “en verdad os digo: los cielos y la tierra pasarán, más Mis palabras no pasarán”. He aquí que, confiando en la infalibilidad de tu Palabra Divina, te pido la gracia de ver libre del mal al mundo, a nuestra patria, a nuestra comunidad, a nuestra familia y a nosotros mismos.

Padre Nuestro, Avemaría y Gloria

Sagrado Corazón de Jesús, en Ti confío.

Oh Sagrado Corazón de Jesús, infinitamente compasivo con los desgraciados, ten piedad de nosotros, pobres pecadores, y concédenos las gracias que te pedimos por medio del Inmaculado Corazón de María, nuestra tierna Madre.

#NovenaMundial Día 4

Dia4

#NovenaMundial Día 4

Encontrarás diferentes novenas en la web FOROS DE LA VIRGEN NOVENA MUNDIAL

También puedes encontrar material descargable para difundir la #NovenaMundial en la sección NOVENA MUNDIAL; ¡Qué Dios recompense tu celo, tu amor y esfuerzo!

En la Novena a la Divina Misericordia se sugiere rezar la Coronilla a Divina Misericordia, si tu tiempo y devoción te lo inspira sería genial que la rezaras, pues trae hermosas promesas de alcanzar las gracias por las que se ofrece.

A través de ella obtendrás todo, si lo que pides está de acuerdo con Mi voluntad.  (Diario espiritual Santa Faustina, 1731)

Comencemos…

CUARTO DÍA:

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Jesús, te pedimos por los que no creen y todavía no conocen la Divina Misericordia;  así también te pedimos porque libres del mal al mundo, a nuestro país, a nuestra comunidad, a nuestra familia y a nosotros mismos.

Piadosísimo Jesús, Tú que eres Luz del género humano, recibe en la morada de Tu corazón lleno de compasión, las almas de aquellos que todavía no creen en Ti, o que no te conocen. Que los rayos de Tu gracia los iluminen para que también, unidos a nosotros, ensalcen tu maravillosa Misericordia, y no los dejes salir de la morada de Tu corazón desbordante de piedad.

Padre Eterno, vuelve Tu piadosa mirada a las almas de aquellos que no creen en Tu Hijo, y a las de aquellos que todavía no te conocen, pero anidan en el Compasivo Corazón de Jesús. Aproxímalos a la luz del Evangelio. Estas almas desconocen la gran felicidad que es amarte. Concédeles que también ellos ensalcen la generosidad de Tu Misericordia por los siglos de los siglos. Amén.

JACULATORIA: Oh Sangre y Agua que brotaste del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de Misericordia para nosotros, en Tí Confío.

Rezar Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Rezar Coronilla a la Divina Misericordia ( muy recomendable)

Puedes descargar un folleto imprimible con la Coronilla Novena Divina Misericordia

CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA

Comenzar con un Padre Nuestro, Avemaría, y Credo.

Al comenzar cada decena (cuentas grandes del Padre Nuestro) decir:

Padre Eterno, yo te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.

En las cuentas pequeñas del Ave María:

Por Su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

Al finalizar las cinco decenas de la coronilla decir:

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.”(repetir 3 veces)

Las misericordias del Señor se extienden sobre todas sus creaturas, por ésta causa cantaré eternamente sus misericordias.

Oh Dios, cuya Misericordia es infinita y cuyos tesoros de compasión no tienen límites, míranos con Tu favor y aumenta tu Misericordia dentro de nosotros, para que en nuestras grandes ansiedades no desesperemos ni nos desalentemos, sino que siempre, con gran confianza, nos conformemos con tu Santa Voluntad, la cual es igual a tu Misericordia, por nuestro Señor Jesucristo, Rey de Misericordia, quien contigo y el Espíritu Santo manifiesta Misericordia hacia nosotros por siempre.

Amén.

Honrar a nuestros padres

Honrar a nuestros padres

 

“El que teme al Señor honra a sus padres”

Dios hace al padre más respetable que a los hijos y afirma la autoridad de la madre sobre su prole. El que honra a su padre expía sus pecados, el que respeta a su madre acumula tesoros; el que honra a su padre se alegrará de sus hijos y, cuando rece, será escuchado; el que respeta a su padre tendrá larga vida, al que honra a su madre el Señor lo escucha.

Hijo mío, sé constante en honrar a tu padre, no lo abandones mientras vivas; aunque chochee, ten indulgencia, no lo abochornes mientras vivas. La limosna del padre no se olvidará, será tenida en cuenta para pagar tus pecados.

Eclesiástico 3, 2-6. 12-14

SANTIDAD

Santidad

 

Tenemos cerca la Semana Santa. Pronto contemplaremos —¡una vez más!— a Cristo en la Cruz: «El Señor crucificado es un testimonio insuperable de amor paciente y de humilde mansedumbre» (Juan Pablo II). Allí veremos cómo, ante la súplica de Dimas —«Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu Reino» (Lc 23,42)— el Señor responde con una “canonización fulminante”, sin precedentes: «En verdad te digo, hoy mismo estarás conmigo en el paraíso» (Lc 23,43). Este personaje era un asesino que queda, finalmente, canonizado por el propio Cristo antes de morir.

Es un caso inédito y, para nosotros, un consuelo…: LA SANTIDAD no la “fabricamos” nosotros, sino que la otorga Dios, si Él encuentra en nosotros un corazón humilde y converso.

A %d blogueros les gusta esto: