ORACIÓN PARA OBTENER SANACIÓN O LIBRARSE DE ALGÚN PELIGRO

Patrona de las Madres de Familia

Ana María Taigi

Ana María Taigi, patrona de las madres de familia

En alguna ocasión cuando Ana María Taigi pasaba cerca de la casa de una persona enferma, le dice la dueña: ¡ Entre, entre, quédese aquí! Tenemos una enferma que ya ha recibido los santos Sacramentos. María pide ver a la moribunda, le pone las manos en la cabeza mientras le dice con fe profunda:

 EL PODER DEL PADRE, LA SABIDURÍA DEL HIJO Y EL AMOR DEL ESPÍRITU SANTO TE LIBREN DE TODO MAL. AMEN.

Ana María se vuelve a la dueña de la casa y le dice: La gracia ya está concedida. Quédense tranquilos. Adiós.

Al cabo de poco tiempo la enferma agonizante empezaba a hablar, pedía le dieran de comer y se levantaba del lecho sana.

Anuncios

ORACIÓN EN EL PELIGRO

peligro Esta oración me la ha recomendado mi madre desde que era pequeña ( ya hace algunos años) y cada vez que la he repetido me he visto libre de cualquier amenaza a mi integridad física y espiritual. Recuerdo que cuando era chica, me daban mucho miedo los perros, más cuando iba por la calle y me salía alguno de repente y me ladraba, entonces repetía en mi mente: “JESÚS CÚBREME CON TU PRECIOSA SANGRE” y el perro se callaba al instante, agachaba la cabeza y se iba, así nomás. De ésto he vivido infinidad de casos; cuando voy en el coche y se me atraviesa otro, o cuando me encuentro con una persona muy enojada, gritando diciendo groserías,  cuando voy por la calle y me siento inquieta por la actitud o presencia de alguna persona,  o cuando siento un temblor veo como me encuentro a salvo…en fin…para mí en lo personal la mejor oración para el peligro físico o espiritual:

“JESÚS, CÚBREME CON TU PRECIOSA SANGRE”