Archivo del sitio

ORACIÓN NOVENA A SAN JOSÉ

Guardían de Tesoros

Acuérdate, Oh guardián del Redentor y nuestro amoroso custodio, San José, que nunca se ha escuchado decir que ninguno que haya invocado tu protección o buscado tu intercesión, no haya sido consolado. Con ésta confianza acudo a ti, mi amoroso protector, casto esposo de María, padre de los tesoros de Su Sagrado Corazón. No deseches mi ardiente oración, antes bien recíbela con tu cuidado paterno y obtén mi petición… ( Aquí se menciona la petición)

Oh Padre, que en tu designio de amor elegiste a San José para ser esposo de la Santísima Virgen y el custodio de los misterios de la Encarnación, concédenos, te imploramos que a través de su paternal intercesión, recibamos las gracias de disponernos con generosidad y humildad de corazón a cumplir tus designios de amor para nuestra vida y para nuestra familia espiritual. Amén.

¡San José, llévanos a nuestro hogar, dirige nuestros corazones al Corazón de la Madre y al Corazón del Niño!

San José, custodio de los misterios de amor de los corazones traspasados…

Ruega por nosotros!

 

 

Anuncios

DESOLADO CORAZÓN DE JESÚS

Consolar al Sagrado Corazón de Jesús

Desolado Corazón de Jesús

” Les ofrezco mi Desolado Corazón para mitigar sus pruebas. Cuando dirigen una petición a Mi Desolado Corazón, sus pruebas se eliminan y también se sosiega Mi Desolado Corazón. Recen de ésta manera:

DESOLADÍSIMO CORAZÓN DE JESÚS, SUMERGE ESTA PETICIÓN (nombrarla) EN LA PRECIOSA SANGRE QUE FLUYE DE TU DESOLADO CORAZÓN. QUE SE HAGA LA DIVINA VOLUNTAD DE DIOS. AMEN”

Mensaje dado por Jesús a Maureen el 8 de Marzo del 2013

Ver mensajes acerca del DESOLADO CORAZÓN DE JESÚS

ORACIONES AL DESOLADO CORAZÓN DE JESÚS PARA IMPRIMIR   Desolado Corazón de Jesús

ORACIÓN MILAGROSA

Santo Cura de Ars

 

 

Oh Madre de Jesús, por tus inconmesurables dolores durante la Pasión y  Muerte de tu Divino Hijo, y por las amargas lágrimas que derramaste, te pido que ofrezcas en sacrificio el cuerpo Santo, cubierto de heridas y de sangre de nuestro Redentor, junto con tus dolores y lágrimas al Padre Celestial para la salvación de las almas y para adquirir la gracia que te pido suplicante ( aquí se menciona la gracia que se quiere alcanzar).

San Juan María Vianney ( Santo Cura de Ars) decía que cada gracia que había alcanzado la había logrado orando con fe y confianza ésta oración, Recomendaba que hiciésemos la prueba.

A %d blogueros les gusta esto: