Palabras de Santa Teresa de Avila

Santa TEresa de Avila

” Con su ayuda todo parece fácil y, contando con su venia, a cualquier cosa me atrevo “.

Anuncios

SANTA TERESA DICE DE SAN JOSÉ

Nuestro Señor San JoséCómo me vi tan tullida y en tan poca edad, y cuál me habían parado los médicos de la tierra, determiné acudir a los del cielo… Tomé por abogado y defensor al Glorioso San José, y encomendéme mucho a él; vi claro que de ésta necesidad, como de muchas otras mayores de honra y pérdida de alma , éste padre y señor mío me sacó con más bien de lo que yo sabía pedir. No me acuerdo hasta ahora de haberle suplicado cosa alguna que haya dejado de hacer… A otros Santos parece el Señor les dió gracia para socorrer en una necesidad; a éste glorioso Santo tengo experiencia que socorre en todas , y quiere el Señor darnos a entender que, así como le fué sujeto en la Tierra , que como teniendo nombre de “padre” siendo ayo le podía mandar, así en el cielo hace cuánto le pide. Esto han visto algunas otras  personas a quienes yo decía que se encoméndasen a él… No he conocido a persona que de verás le sea devota y haga partículares servicios que no la vea más aprovechada en la virtud… Si fuera persona que tuviera autoridad para escribir , de buena gana me alargaría en decir muy por menudo las mercedes que ha hecho éste glorioso Santo a mí y a otras personas … Sólo pido por amor de Dios que lo pruebe quien no me creyere, y verá por experiencia el gran bien que es encomendarse a éste glorioso patriarca y tenerle devoción…

Extracto obtenido del Capítulo VI de la vida de Santa Teresa de Ávila.

Santa Teresa

Dichos de Santa TeresaLlevo por todas partes el corazón de mi Dios y al Dios de mi corazón.

SANTA TERESA, LA ORACIÓN

 

LA ORACIÓN

“No es otra cosa oración mental, a mi parecer, sino tratar de amistad, estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama”. (Vida, 8, 2).

INTERESANTE

 Por consejo del mismo Jesús emitió el voto, tan arduo como desusado, de hacer siempre lo que entendiese ser más perfecto. De esta forma alcanzó un grado tan alto de oración y vida mística que le valió el sobrenombre de la Mística Doctora

LA EFICACIA DE LA PACIENCIA

Nada te turbe,

Nada te espante,

Todo se pasa,

Dios no se muda.

La paciencia

Todo lo alcanza;

Quien a Dios tiene

Nada le falta:

Sólo Dios basta.

Eleva el pensamiento,

Al cielo sube,

Por nada te acongojes,

Nada te turbe.

A Jesucristo sigue

Con pecho grande,

Y, venga lo que venga,

Nada te espante.

¿Ves la gloria del mundo

Es gloria vana;

Nada tiene de estable,

Todo se pasa.

Aspira a lo celeste,

Que siempre dura;

Fiel y rico en promesas,

Dios no se muda.

Ámala cual merece

Bondad inmensa;

Pero no hay amor fino

Sin la paciencia.

Confianza y fe viva

Mantenga el alma,

Que quien cree y espera

Todo lo alcanza.

Del infierno acosado

Aunque se viere,

Burlará sus furores

Quien a Dios tiene.

Vénganle desamparos,

Cruces, desgracias;

Siendo Dios su tesoro,

Nada le falta.

Id, pues, bienes del mundo;

Id, dichas vanas;

Aunque todo lo pierda,

Sólo Dios basta.